martes, 9 de octubre de 2012

Convivir con nuestras mascotas: GATOS!

Hola a todos!
Hoy les traigo un tema nunca tratado hasta ahora en este blog y tiene que ver más que nada por la convivencia que llevo con mis dos gatitas Thelma y Louise:


Thelma Durmiendo
Louise Durmiendo
 Desde que las tengo tuve que padecer varias cosas:

  • Rotura absoluta del ecocuero en los apoyabrazos del sillón
  • Olores por la caja de arena
  • PELOS... PELOS Y MAS PELOS!
Pero pese a todo eso, las amo y son mis bonitas compañeras en mi día a día, molestas y demandantes como todo gato!

En este post voy a contarles mi experiencia con ciertos productos que mejoraron muchísimo la convivencia con ellas. 

El Rascador:

Accesorio que valió cada centavo. Teníamos miedo que al mudarnos, las gatas empiecen a gastar sus uñas en nuestras puertas de madera, entonces compramos un rascador similar a este:

Desde que lo tienen no tocaron NUNCA MÁS el sillón, ni el costado del colchón, ni nada! Se gastan las uñas ahí únicamente! Salió aproximadamente $230 pero definitivamente no lo cambio por nada más. Me parece una inversión excelente! (Ahora podemos pensar en cambiar el sillón o retapizarlo!!)


Piedras sanitarias Silica:
Hasta ahora las piedras que venía usando eran las aglomerantes (las que se apelmazan cuando están mojadas por el pis). Controlaban dentro de todo bastante del olor, pero si no sacabas todos los días las cacas y las partes aglomeradas con pis, el olor brotaba cada vez que las michas hacían nuevamente y "rascaban" y movían todas las piedras. 

Hace tan solo 10 días compré las piedras SILICA, no son caras, son carísimas en relación a las piedras comunes y las aglomerantes (las aglo las comprábamos a $27 la bolsa y las SILICA están $68 en la veterinaria de acá, pero se pueden conseguir a $55 si se busca). Ahora, si vemos el precio desde otra perspectiva: yo necesitaba 2 bolsas de aglomerante cada 10 días aprox, a veces incluso duraban menos, así que si consigo las bolsas Silica a $50 son solo $100 al mes, sumado a los beneficios, definitivamente no me quejo!


Pros: 

  • La bolsa dura 1 mes por gato (o sea, en mi caso, cada 15 días tendría que cambiarla). 
  • No se aglomera, absorbe todo el pis, o sea, no hay que sacarle nada de material orinado hasta el momento de cambiarlas todas (solo hay que sacar las caquitas). La caja se mantiene prácticamente seca, yo en 3 días tengo que hacer el cambio y recién ahora se percibe cierta humedad en la base. 
  • NO HAY OLOR!: en serio, es EN SERIO, nada de olor, ni cuando retiro las heces! En el único momento que se puede oler algo, es cuando la gata justo está haciendo o si cuando remuevo los sólidos, pasaron pocos minutos de que haya hecho. Es increíble esto para un departamento cerrado! Es como el milagro!!! 
  • No gasto más en Lisoform: Con las otras piedras gastaba (en promedio) 1 envase de lisoform cada 7 a 10 días, ya que cada vez que tenía que remover las piedras para sacar lo sucio, salía olor, sumado a que no contenían tanto el mismo y cada tanto había que tirar para apaciguar el aroma ambiental (especialmente los días de humedad). Como dije, en 3 días tengo que hacer el cambio de las piedras, y hoy tiré un poquito de lisoform cuando limpié porque salió un olorcito (pero muy suave).


El Furminator:
El nombre es genial, y el producto también. Es un cepillo para remover todo el pelo "suelto" en el animal. Hay tamaño chico, grande, mediano, para pelo corto y para pelo largo. Yo compré el mediano para pelo largo y me funciona bien para las gatas que tienen pelo más bien corto-mediano. 



Lo compré el año pasado a $80 aprox. Esta herramienta es genial porque a diferencia del cepillo de cardar, no pincha al animal ni se le engancha en la piel. A parte de eso, saca una cantidad de pelo que da miedo! Podés hacer otra mascota más o menos!

Pros: Realmente saca todos los pelos sueltos del animal
Contras: Si al gato no le gusta que lo manoseen mucho, puede ser tarea difícil, pero hay que insistir! 

El resultado de este aparatito se mantiene si se cepilla a la mascota 1 vez a la semana al menos, ya que en el caso de los gatos, no tienen temporada de pérdida de pelo, sino que siempre largan. Esto puede ayudar muchísimo a controlar el ambiente especialmente si hay algún alérgico en la familia. 

El otro producto indispensable es el rolo quita pelo (que es como cinta de papel con el pegamento hacia afuera), ideal para la ropa!


Esto me ha salvado cada vez que tengo que salir bien arreglada ya que acá la ropa siempre termina con algunos pelos! (porque Thelma no se deja pasar mucho el Furminator y es la que más pelo larga! Louise lo ama)

Espero que para aquellas personas que tienen gatos este post les haya ayudado y si no estabas seguro de adoptar a un gatito justamente por alguno de estos temas, sabés que hay soluciones y en general ciertos gastos son únicos y lo valen!
Saludos!
xPAUx