domingo, 2 de septiembre de 2012

Limpieza y cuidado de brochas y pinceles de maquillaje

Hola chicas!
Luego del post sobre los pinceles quedé debiendo el post sobre el cuidado de los mismos. 
Acá les dejo los pasos de la limpieza que les realizo 1 vez por semana. 


Pincelitos en su vasito casero viejo. 
Disponemos de nuestros pinceles todos cochinos y roñosos :) así que vamos a limpiarlos! 
  • IMPORTANTE: 
    • El agua para la limpieza debe estar templada. Ni fría (porque no ayuda a limpiar todo el maquillaje) ni caliente (porque muy caliente "afloja" el pegamento dónde están agarradas las fibras y después se nos van a salir todos los pelos!) 
    • A la hora de mojar los pinceles debemos intentar no mojar la madera (y evitemos mojar mucho la parte metálica también). 
    • Siempre deben mojar con el picel hacia abajo. NUNCA NUNCA NUNCA al revez, porque la humedad va a aflojar el pegamento)

  • Lo ideal es usar un jabón neutro en barra o líquido (yo uso uno líquido). Ponemos una pequeña cantidad en nuestra mano (si usan en barra lo hacen sobre la misma), y pasamos el pincel mojado por el jabón haciendo los mismos movimientos que normalmente hacemos con dicho pincel para maquillarnos. El mismo va a sacar todos los pigmentos atrapados, así que lo enjuagan y repiten el proceso 1 o 2 veces más (si es necesario) hasta que no deje nada de pintura en el jabón. En el último enjuague presionan suavemente con la mano como para escurrir el agua y a la vez "formar" los pelos del pincel a su forma original.   




  •  A medida que los voy lavando los voy dejando apoyados en una toalla. cuando termino con todos procedo a la desinfección.
  •  Yo uso un producto que hice en el trabajo que es una solución de Cloruro de Belzalconio al 0,5% en agua, pero obviamente eso no tenemos en casa así que pueden usar Alcohol de farmacia o agua con un chorrito de vinagre. Yo puse la solución en un atomizador de un producto corporal que se me terminó. Esto ayuda a no tirar más que lo necesario en los pinceles. Rociamos todas las fibras.  




  • Doblamos la toalla sobre los pinceles, cuidando de no doblar los pelitos (el más propenso a eso es el abanico por lo fino que es) y presionamos suavemente con la mano para que escurran un poco más el agua.  

  •  Luego (ya en la mesa, más cómoda que en el baño) hago el secado final con hojas de rollo de cocina. 
  • Corto una hoja individual y la doblo al medio. Según cada tipo de pincel, dependerá la forma en que lo enrollo ya que quiero mantener la forma original de cada uno. 



  • La brolla la voy enrollando ya que tiene forma redonda. 




  • Los pinceles planos, como son chicos, suelo secarlos de a 3. En este caso lo que hago es poner el primer pincel y dar 1 o 2 pliegues apretando las fibras en forma chata. Agrego el otro pincel y hago el mismo movimiento y así con el tercero también. Tienen que quedar uno al lado del otro, no encima! 




  • Con el abanico, voy plegando el papel 4 veces, como si lo "enrollara" pero en forma chata, apretando un poco las fibras del mismo en el ancho, para que se mantenga un poco más cerrado. 



  • Dispongo todos esos "paquetitos" sobre la misma toalla usada antes y los dejo en forma horizontal por media hora. 


  • Como no tengo pinceles muy gruesos, normalmente quedan levemente humedecidos luego de este proceso, entonces los saco de los papeles y los pongo en su vacito en forma vertical y los dejo ahí hasta el próximo uso (que suele ser al día siguiente). 
Pincelitos en su vasito casero nuevo. Querés saber cómo lo hice? Próximamente le post!

Por lógica, para evitar que le humedad baje a la parte del nacimiento de las fibras, lo ideal es dejar secarlos bocha abajo, pero como (aún) no tengo ningún "dispositivo" para dejarlos en esa posición, esto es lo que mejor me ha resultado. 

Espero les sea útil este post!
Saludos!
xPAUx