miércoles, 12 de febrero de 2014

Mi experiencia con una Asesora de Imagen

Hola a tod@s!

Hace unos años se me cruzó por la cabeza buscar alguien que me ayude con mi imagen. Busqué un poco, consideré que mi problema no era que yo no sabía qué usar sino que no encontraba nada porque nadie hacía talles para mi y desistí. 

Luego conocí una casa de ropa de taller grandes: Portofem. Este lugar me salvó, pero por poco tiempo: La ropa es de colección por ende es muy doloroso al bolsillo (hasta las remeras más básicas) y muchos modelos de ropa para arriba me quedaban enormes en su talle más chico. 

Y llegó el punto en el que ya no sabía que hacer. Tenía poca ropa que realmente podía usar y venía a trabajar casi todos los días con zapatillas y hasta con el único pantalón de gimnasia que tengo (entiendan que en mi trabajo estoy en un cargo alto y si bien hay pocos empleados, tengo que atender clientes, proveedores, etc, en persona).

Entonces inicié mi búsqueda por una Asesora de Imagen nuevamente y esta vez me animé a preguntar más, consultar por el servicio y precios y cuándo di con alguien con quien sentí confianza en lo que me ofrecía, contraté el paquete más completo que me incluyó lo siguiente


  • Análisis de cuáles son los colores, proporciones, estilo, accesorios y cortes que me favorecen
  • Alternativas y colores de maquillaje que mejor me lucen
  • Visualización/Organización del guardarropas
  • Corte-color de cabello (en conjunto con un estilista)
  • Salida Personal Shopper
Según mi necesidad hicimos dos salidas de compras, pero ya llegaré a eso. 

Ahora les voy a detallar cada encuentro, qué vi, qué me sirvió, qué no, 


  • Primer encuentro: 

El primer encuentro fue en mi casa y duró unas 3hs. Conoció un poco de mi, qué hago, cuáles son mis dudas y problemas de look y comenzamos con las lecciones:

Colores: Me explicó bastante bien toda la paleta de colores, cómo se complementan y los grupos de colores y cómo identificar cuales son los que se llevan bien con cada tono de piel. Luego hicimos un ejercicio para identificar cuáles son "mis colores" y cuál es la paleta que me queda mejor. 

Maquillaje: sabiendo cuáles son mis colores y aprovechando mi rinconcito vanidoso, le conté un poco sobre cómo suelo maquillarme para el trabajo y me dio unos consejos para estilizar mi rostro y mantener una mirada bien abierta que no me achique los ojos. Algunas cosas que me explicó ya las sabía y otras no, así que todo fue provechoso. 

Placard: la parte más difícil de todas! Le fui mostrando todo lo que tengo en mi placard, toda la ropa en todos los recovecos y perchas y fuimos separando en 3 pilas:

  • "se queda": ropa en condiciones de uso que tengan cortes y colores que me favorecen (10%)
  • "se queda pero hay que repararlo": ropa que sigue los parámetros anteriores pero que requieren pequeñas adaptaciones o reparaciones (pinzas en pantalones y remeras para que queden con un corte más a mi cuerpo por ejemplo) (10%)
  • "se va": Ropa de cortes y/o colores que no me favorecen, ropa muy vieja en malas condiciones y ropa de taller mucho más chicos que alguna vez usé y que queda en el placar bajo el lema "si bajo, me entra". (80%)
Todo este proceso no se limitó a la ropa diaria sino a todo: ropa diaria, ropa de cama, ropa interior (unas semanas antes lo había hecho yo sola casualmente así que no fue necesario durante la entrevista), carteras, chalinas, abrigos, calzado y maquillaje. 

Fue un proceso que me no me resultó muy difícil a lo largo del encuentro pero me si muy estresante luego que se fue la asesora, cuándo me encontré con un placard casi vacío pensando "y ahora? Y si no consigo ropa que cumpla todos estos parámetros?!" No voy a negarlo. Entré en pánico. 



  • Segundo encuentro: Personal Shopper
A la semana siguiente hicimos la salida de compras por los Outlets de Av. Córdoba. 

No voy a decir que fui con toda la confianza del mundo, porque no fue así. Temía mucho no encontrar nada, especialmente porque ya conocía las marcas de ropa que hay ahí y sabía que hacía años no encontraba talles para mi (*)

Primero entramos en Yagmour, una marca que he sabido adorar hace unos 10 años atrás cuándo conseguía ropa más fácilmente. Crucé la puerta muy escéptica y me sumergí en cientos de remeras, camisas y chalinas. Decidí seguir con la corriente y aceptar los consejos y sugerencias de mi Asesora (para algo la contraté no?) y quedé sorprendida. 

Por primera vez en mi vida me estaba probando remeras estampadas, de muchos colores (antes era negro gris y tal vez rojo y violeta nomas, ahora era TODO, hasta amarillo fluo!) y pude ver como cada color combinaba o no con mi piel, ojos, pelo, con todo lo que soy yo. Pude entender un poco mejor los calces, cortes y como las diferentes paletas me favorecen o no y el 85% de la ropa superior que me probé, me entró sin problemas: había encontrado talles!

Me fui con una gran bolsa llena y muy contenta. 

Seguimos por un local que vendía ropa de Portsaid y Desiderata y nuevamente entré algo reticente, pero de igual forma me sorprendí. Conseguí lindas cosas para salir, incluso algunos saquitos y todo con un buen calce. Creo que nunca en mi vida me había probado tanta ropa!

Hasta este punto, no me había probado pantalones por falta de talles y los vestidos y polleras que me probaba realmente me desfavorecían así que seguimos camino a MamyBlue para ver algunos pantalones y si bien tienen talles, solo compré sólo 2 (un jean y un pantalón negro para salir) por que son caros (unos $750 cada uno). Esta casa es casi igual en precio que Portofem pero tuve otras variedades de telas y cortes. 

La salida terminó luego de casi 4hs de estar en probadores y yo, feliz: al fin tenía ropa adecuada para diversas situaciones, todo combinable y adaptable (**)

(*)Luego de esta salida descubrí algo que pasa más seguido de lo que debería: No todas las casas de ropa de la misma marca trabajan lo mismo ya que apuntan a diferentes "targets". En estas mismas tiendas de Av. Cabildo (en Belgrano) fui muchas veces a buscar y probarme ropa y jamás encontré taller mayoes al 42 (excepcionalmente podía encontrar un 44) y según lo que compré soy 46 o 48 según el modelo. Directamente me decía "no hay más grande" "no viene otro talle", etc.. y obviamente descubrí que es una gran mentira luego de enterarme de otros casos similares en otras marcas. 

(**) Me llené de muchas remeras básicas que dependiendo el resto del conjunto y los accesorios que agregue pueden servir para diferentes situaciones (desde ir al gym hasta trabajar, de salida de tarde hasta salida de noche con mucho glamour)


  • Tercer encuentro: La pelu!
Muchos saben y otros no, pero hace algunos meses teñí parte de mi pelo de color Atomik Pink de Special Effects y quedé enamorada de este color! y realmente temía que me dijeran "eso no te queda" y me trajeran tintura para decirle adiós! 
PERO NO! el tono de rosa está dentro de mi paleta de colores y realmente es delicado por lo que no hubo razón para sacarlo (y mi niña interior dijo: "Wiiiiiiiiii"). 

Igualmente si, necesitaba un cambio de look. Tenía el pelo con poco movimiento (yo de por si tengo poco pelo y finito), así que con el estilista vimos las mejores opciones y terminé con un corte en capas y desmechado el cual descubrí ideal para mi ya que es versátil:

  • Puedo dejarlo secar naturalmente y queda con un poco de volumen natural
  • Como mantiene algo de largo, puedo atarlo fácilmente (ideal para hacer ejercicio y los días de mucho calor)
  • Si lo quiero más rockero y glamoroso, uso mouse con el pelo mojado y lo dejo secar naturalmente y me forma unas lindas ondas naturales (todo peinado con las manos)
  • Si quiero un look más sobrio puedo plancharlo un poco para bajar el volumen y queda perfecto para ocasiones que lo merezcan. 
Todas esas opciones me quedan bien con el corte de cara. El look con raya al costado como hace un tiempo hago, me favorece más que la raya al medio así que tampoco tuve que cambiar mucho mi forma de peinarme diariamente. Son solo unos toques y cambio el look. 

  • Cuarto encuentro: ropa y accesorios
Este encuentro estaba destinado solo a accesorios pero había una casa de ropa que quería mostrarme: Modelina, así que pasamos antes de ir por los aros y demás. 

Esta vez entré muy reticente porque no me gustaba nada de lo que estaba en la vidriera! Pero como antes, respiré y seguí los consejos. Acortando la historia: estuve casi 2 hs dentro y salí con 2 bolsas con unas 15 prendas al menos incluyendo 2 pantalones y todo al MUY BUEN PRECIO. 

Seguimos camino y pasamos por varios locales de accesorios hasta llegar al shopping de Palermo. Compré varias cosas acordes a mi paleta y algunas un poco más jugadas (cosas en colores con bordes dorados por ejemplo) y a medida que iba viendo todo me iba explicando como combinar todo y en qué situaciones podía usar cada cosa. Esto me sirvió mucho porque yo soy muy cuadrada y chapada a la antigua con esto (La cartera tiene que combinar con los zapatos) y sin embargo ahora comprendo que puedo empujar un poco más eso a combinarlo con TODO el look.

Cerramos la salida luego de varias bolsitas de aros, pulseras, anillos, collares y hasta un sombrero para la playa! Y una pequeña cartera clutch para completar algunos estilos!


  • Reflexión:
La experiencia completa fue sumamente positiva más allá de si compraba o no todo lo que compré. Pude encontrar locales que tienen ropa que me entra, pude animarme a probarme cosas que en mi mente no me gustaban pero que me quedaron realmente bien y por sobretodo encontré la confianza que me faltaba así como las ganas de verme mejor. 

Esto es algo que recomiendo hacer si se encuentran disconformes con su estilo y si bien es recomendable hacer las compras durante las salidas el presupuesto es algo que pueden hablar tranquilamente con la asesora.

Para mi fue una gran experiencia que me ayudó a reencontrarme con una Paula que perdí en el camino de "me pongo esto porque es lo que me entra". 

Sin mucho más para contar quiero dejarles el dato de quien con tanto gusto trabajó conmigo a lo largo de este proceso: Mariana Pappolla. 
Para ver un poco de su trabajo y contactarla les dejo la web y el facebook:
http://www.marianapappolla.com.ar/
https://www.facebook.com/pages/Mariana-Pappolla-Asesoria-de-Imagen-Eventos/137242276287620

Creo que aclarar esto está de más pero nunca falta algún descolgado que piensa mal: el servicio lo pagué completo, nadie me está pagando ni ofreciendo nada por ninguna publicidad. Es mi experiencia y mi recomendación y realmente espero que ayude a quienes buscan este tipo de servicios. 

Saludos!
xPAUx